Sí, gracias a ARAGÓN...

Sí, gracias a ARAGÓN...

Sí, gracias a ARAGÓN...

Todos los años lo cuento, pero no me puedo resistir a no hacerlo…

ARAGÓN, algo o mucho tiene que ver con que buena parte del mundo occidental esté celebrando el año nuevo. Sí, gracias a ARAGÓN...

Cuando la invasión romana llegó a la Península Ibérica, enseguida los romanos se internaron por el Valle del Ebro, llegando a Segeda (Mara, Comunidad de Calatayud), ciudad celtibérica con cierto desarrollo, llegando a tener hasta un observatorio astronómico. Era tan importante esta ciudad, que Roma le concedió varios "privilegios", entre ellos ser la primera en acuñar moneda de plata, a cambio de pagar impuestos y no crear nuevas ciudades. Pero el poder de Segeda fue creciendo y decidieron ampliarla un mes de diciembre...

Entonces, el año se iniciaba en marzo, con la primavera. De esta manera, septiembre era el séptimo mes, octubre el octavo, noviembre el noveno y diciembre el décimo. Las elecciones de magistrados (obligadas para hacer un ataque) eran a principios de año, en marzo, por lo que los segedenses disponían de todo un año para levantar las murallas y organizarse ante la ofensiva de los romanos, ya que ante el poder que había adquirido Segeda, Roma no tenía la fuerza suficiente.

La estrategia de Roma fue "sorprendente". Cambiaron la tradición, empezaron el año el 1 de enero, adelantaron la elección de magistrados, organizaron un ejército completo e invadieron Segeda (Mara)... Desde entonces el año empieza el 1 de enero, y las aragonesas y los aragoneses de la Comunidad de Calatayud, bastante tuvieron que ver en ello. Y es que en ARAGÓN siempre hemos sido pocos/as, que no poco.

GOYOSA AÑADA BENIÉN

Adrian Tello

Anterior Siguiente